La exdiputada de Podemos Victoria Rosell queda fuera del Consejo General del Poder Judicial

    La juez canaria y exdiputada de Podemos Victoria Rosell ha quedado finalmente fuera del próximo Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), según han informado a Efe fuentes parlamentarias.

    El nombre de Rosell, que contaba con el aval de Juezas y Jueces para la Democracia, era uno de los que Podemos incluyó en la negociación con el PSOE y figuraba entre los cuatro que el partido de Pablo Iglesias reclamaba para dar su visto bueno a la nueva composición del órgano de gobierno de los jueces.

    Además de Rosell, magistrada del Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria, figuraban en ese acuerdo los nombres del magistrado del caso Gürtel José Ricardo de Prada; el juez que llevó a Europa la ley hipotecaria, José María Fernández Seijo, y la presidenta de la Audiencia de Navarra y coordinadora de la comisión de violencia de género de la asociación de Juezas y Jueces para la Democracia, Esther Erice.

    De Prada ha entrado por el turno de los ocho juristas de reconocida competencia elegidos por las Cortes, en tanto que los otros tres deberían hacerlo a través del de los doce magistrados seleccionados entre los que han propuesto los jueces.

    El martes, Podemos ya advirtió de que el acuerdo no estaba cerrado, no solo por las dudas sobre la presencia o no de Rosell en la lista definitiva que deben aprobar las Cortes, sino también por otras discrepancias.

    Rosell: "Me decepciona más el que cede que el que presiona"

    Rosell ha manifestado su opinión sobre la caída de su candidatura a vocal del CGPJ, y ha considerado que ha sucedido porque alguien la ha apartado a última hora y ha subrayado que le decepciona "más el que cede que el que presiona".

    En una entrevista en Canarias Radio la Autonómica, la magistrada ha dicho que no da ningún crédito a algunas informaciones que sostienen que ha sido vetada por Manuel Marchena, el magistrado del Tribunal Supremo llamado presidir el nuevo Consejo, con el que ha hablado por teléfono. Marchena, ha recordado, fue el juez que admitió en la Sala de lo Penal del Supremo la querella que le obligó a dimitir como diputada tras las acusaciones del entonces ministro José Manuel Soria, pero niega que exista un enfrentamiento personal entre ambos.

    "Pienso que ha sido alguien de menos porte intelectual", ha señalado la juez, en referencia a la persona que finalmente ha conseguido que su nombre no figure en el acuerdo entre los partidos.

    "Lo más decepcionante es que alguien piense que es mejor para un órgano como el CGPJ buscar más comodidad que propuestas, contar con brazos de palo que voten todo lo que tú digas", ha manifestado.

    Dejar una respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here