Inicio General ‘Morir para contar’: el precio de ser un pediodista de guerra

‘Morir para contar’: el precio de ser un pediodista de guerra

Los miedos, los riesgos que asumen y los desajustes emocionales de los reporteros de guerra son contados en primera persona ante el objetivo del periodista argentino Hernán Zin en el documental Vivir para contar, que se estrena en los cines de toda España.

"A la larga, cuando ves tanto sufrimiento se rompe algo dentro de ti -ha explicado el propio director en Las mañanas de RNE con Alfredo Menéndez-. Y le pasa también a los bomberos, a los policías… Esto no es solo de la profesión. Pero estar en contacto con los muertos de Gaza, los de Siria, los de Somalia, los de Afganistán, ver tanto dolor, después de unos años te hace mella y un día te rompes, como me pasó a mí".

@@MEDIA[4850205,v]

La primera reacción siempre es negar la evidencia, "la más lógica", tal como ha contado el periodista. "Creo que en general en Occidente se consumen unas cantidades de ansiolíticos y antidepresivos enorme, y es un tema como tabú, nunca nos preguntamos por qué, por qué la mitad de mis amigos y yo mismo tomo algo para dormir si aquí lo tenemos todo. Falta un debate y me parecía interesante también poner eso sobre la mesa", ha subrayado.

Gervasio Sánchez, José Antonio Guardiola, Fran Sevilla, Carmen Sarmiento, Mónica Prieto, Javier Espinosa o Ramón Lobo son algunos de los reporteros que cuentan sus experiencias en el documental, cuyo visionado podría llevar al espectador a preguntarse si merece la pena el precio de ser un periodista de guerra.

Hernán Zin no duda al responder: "Es el mejor trabajo del mundo, contar historias cada día, escuchar a la gente, servir de puente entre los que piensan y viven distinto. Es una vocación tan fuerte que para mí cualquier precio lo vale, lo haría todo de vuelta".

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here