Inicio General Macron no renuncia a la subida de los carburantes, pero adaptará los...

Macron no renuncia a la subida de los carburantes, pero adaptará los impuestos a los precios del petróleo

El presidente del Francia, Emmanuel Macron, se ha reafirmado en su intención de subir el precio de los combustibles, pero ha hecho un guiño al movimiento popular de los chalecos amarillos (gilets jaunes, en francés) y ha prometido que los impuestos a los carburantes se adaptarán a las fluctuaciones del precio del petróleo.

"Debemos escuchar las protestas de alarma social, pero no debemos hacerlo renunciando a nuestras responsabilidades para hoy y mañana, porque existe también una alarma medioambiental", ha aseverado el presidente francés durante un discurso sobre transición energética en el Palacio del Elíseo.

"Hay que adaptar el alza de impuestos al mercado petrolero. Deseo que en tres meses haya un método para que esta tasa sea más inteligente dado que ahora es un poco ciega, y tener una cita trimestral que mitigue el efecto de un aumento en los precios mundiales", ha dicho el presidente galo.

El plan del Ejecutivo francés es aplicar a partir de 2019 un impuesto sobre las emisiones de carbono, que supondrá un aumento de 6,5 céntimos de euro por litro en el gasóleo y de 2,9 céntimos por litro en la gasolina, según recoge AFP.

Contra esta subida nació hace unas semanas el movimiento de los chalecos amarillos. Sin embargo, la movilización se ha convertido en una protesta general contra la pérdida del poder adquisitivo y los impuestos excesivos. Desde entonces se han manifestado en varias ocasiones y han llegado a salir a las calles 300.000 personas.

Francia cerrará 14 de sus 58 reactores nucleares para 2035

En su discurso de este martes, Macron ha anunciado su intención de cerrar 14 de los 58 reactores nucleares de Francia para 2035, diez años después del objetivo inicial, además de los dos de la planta de Fessenheim, que se clausurará "en el verano de 2020". El presidente ha señalado que el país no renuncia a la energía nuclear, pero que sí reducirá su participación en la producción de electricidad al 50% en 2035 desde el 75% actual.

Macron ha asegurado que ninguno de los reactores cerrará antes de que finalice su actual mandato presidencial, que se extiende hasta 2022, salvo los de Fessenheim. En concreto, el calendario previsto es que dos cierren en 2025-26, otros dos en 2027-28 y entre cuatro y seis en 2030, si no pone en peligro la seguridad del suministro de energía.

Como parte su política energética, Macon ha afirmado que Francia intentaría aumentar el número de interconexiones con los países vecinos para ampliar y reforzar el suministro de energía y mantener los precios contenidos. Además se aumentará la financiación de las energías renovables de 5.000 millones de euros anuales a 7.000 u 8.000 millones.

El impulso de las renovables traerá un aumento de la producción eléctrica: la eólica se triplicará y la fotovoltaica se multiplicará por cinco "en el horizonte de 2030", según el jefe del Estado francés. Además, Macron ha anunciado el cierre de todas centrales eléctricas de carbón en 2022.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here