Inicio General Victoria indigesta del Atlético

Victoria indigesta del Atlético

El Atlético de Madrid ha metido presión en la Liga con una victoria holgada ante el Alavés (3-0) en un partido en el que sin embargo la atención está en la lesión de otro jugador, esta vez Lucas Hernández.

Simeone hizo este sábado una alineación casi con por descarte por la sanción de Koke y las lesiones de Godín, Filipe Luis, Juanfran y Costa. La plaza del delantero hispano-brasileño la ocupó Kalinic. Y el croata aprovechó la oportunidad.

Mediada la primera parte, los rojiblancos sorprendieron al Alavés con un movimiento de Lemar en el centro del campo. El francés cambió la orientación con un pase largo en diagonal a la subida por el lateral derecho de Arias, quien centró con rosca a Kalinic y este llevó el balón de forma poco ortodoxa, tras golpear el bajo vientre.

Una jugada magistral, en la que el único que no estuvo a la altura fue el remate del balcánico en su primer tanto en esta Liga, y el segundo con los rojiblancos, los dos esta semana tras el que marcó en Copa.

@@FOTO[4880028,L,33]

El golpeo de tripa no dolió, pero sí el que recibió poco después Lucas Hernández cuando Calleri se cayó sobre su rodilla derecha. El defensa francés tuvo que pedir el cambio, en una nueva lesión que ha vuelto a levantar las alarmas en el club colchonero.

Lucas fue trasladado inmediatamente a la cercana clínica privada donde el Atlético somete a sus jugadores a pruebas. Una resonancia magnética determinó que sufre un esguince de grado II del ligamento colateral medial, un diagnóstico, dentro de lo que cabe, tranquilizador. El club no ha estimado el tiempo de recuperación y se ha limitado a informar de que iniciará de inmediato tratamiento médico y de fisioterapia.

El Alavés, que llegaba amenazando con adelantar incluso al Atlético en la tabla, tuvo pocas ocasiones. La primera importante, por mediación del propio Calleri, que se adelantó a Savic, pero poco más antes del descanso.

Reivindicación de Griezmann

En la reanudación, Abelardo lo intentó con cambio de esquema, con más juego por los extremos, pero insuficiente para poner contra las cuerdas la rocosa defensa del Atlético.

Por contra, Giménez —que salió como reserva recién recuperado de otra lesión–, remató de cabeza al palo un saque de esquina y ya en la recta final, Griezmann sentenció en una contra con suspense, ya que su primer disparo dio en el poste. El rechace lo aprovechó él mismo como recompensa a su esfuerzo.

Además, el francés se reivindicó en su primer partido tras la decepción por no ganar el Balón de Oro con un tanto al único equipo de Primera al que aún no había marcado.

Y con el Alavés descompuesto, Rodrigo cerró el partido marcando a placer tras hacerse con un balón rechazado en una jugada donde Griezmann deslumbró con un caño dentro del área.

Con esta goleada (3-0) poco habitual, los colchoneros suman 12 jornadas sin perder en el campeonato e igualan provisionalmente al Barça en lo alto de la clasificación.

Por contra, los vitorianos confirman su frenazo y suman cuatro jornadas sin ganar tras haber quedado además eliminados de la Copa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here