Inicio General El delegado del Gobierno en Andalucía justifica la detención de Bernardo Montoya...

El delegado del Gobierno en Andalucía justifica la detención de Bernardo Montoya ante el riesgo de fuga

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha asegurado este martes que el arresto de Bernardo Montoya, el único detenido en relación a la muerte de Laura Luelmo en la localidad de El Campillo (Huelva)lo ha sido ante el riesgo de fuga y se encontraba "vigilado y observado" por la Guardia Civil.

En declaraciones a Canal Sur, recogidas por Europa Press, el delegado ha confirmado que "hay una persona detenida ante el riesgo de fuga o destrucción de pruebas y en las próximas horas o días pasará a disposición judicial y, a partir de ahí, será la jueza la que vaya determinando el procedimiento".

El arrestado se encuentra en el Puesto del Instituto Armado en Valverde del Camino, a la espera de que sea interrogado y, posteriormente, pase a disposición de la juez instructora de esta localidad onubense, que ha decretado el secreto de sumario.

"Ahora habrá que probar su participación y será el juzgado la que determine su proceder. Lo mejor es que seamos prudentes y que la Guardia Civil siga haciendo el magnífico trabajo que está realizando y, una vez que lo pongan a disposición judicial, se pueda probar al menos indiciariamente que ha tenido algún tipo de participación" en los hechos, ha concluido Gómez de Celis.

Salió de prisión en octubre

Bernardo Montoya trató de huir a pie cuando este lunes sospechó del seguimiento que estaba practicando a su coche la Guardia Civil, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

El presunto autor del crimen residía en una casa en la calle Córdoba, justo enfrente de la joven, concretamente en una antigua vivienda que tiempo atrás fue propiedad del clan familiar de los Montoya y donde se trasladó cuando salió de la cárcel en el mes de octubre.

El detenido cumplió una condena de dos años y diez meses por dos robos con violencia, según confirman las mismas fuentes. Previamente, cumplió otra condena de 17 años y nueves meses, en esta ocasión por matar en 1995 a una anciana de 82 años en Cortegana, a la que abordó en su casa asestándole varias puñaladas.

Montoya quedará bajo custodia de la Guardia Civil, el cuerpo que está al frente de la investigación, ya que aún no hay pruebas definitivas de su implicación con el crimen de Laura Luelmo aunque es el principal sospechoso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here