Inicio General Bale sentencia al Kashima con un triplete y mete al Madrid en...

Bale sentencia al Kashima con un triplete y mete al Madrid en la final del Mundialito

Gareth Bale ha sido el líder que muchos le vienen reclamando tras la salida de Cristiano y con una exhibición de pegada ha metido al Real Madrid en la final del Mundial de Clubes tras anotar los tres goles de la victoria ante el Kashima japonés (1-3).

El galés encarilló el encuentro cuando anotó el 1-0 a falta de un minuto para el descanso. Después, lo sentenció nada más reanudarse con dos goles casi consecutivos y se convertía de paso en el segundo máximo goleador del Mundial de Clubes, con seis tantos en su haber.

Con este triunfo el Madrid se cita en la final del sábado con el Al Ain que derrotó a River en los penaltis, en la otra semifinal. El conjunto de Solari tratará ahora de hacer historia y levantar su tercer trofeo consecutivo.

La paciencia del Madrid pudo con el Kashima

Advertidos quizá por la eliminación de River, el Madrid salió concentrado y dispuesto a no arriesgar ante un Kashima que saltó a por todas.

Los japoneses avisaron a los blancos con un disparo de Serginho en el primer minuto que Courtois desvió lo justo para evitar el susto. Después, en el córner posterior, el remate se Shoji también se marchó rozando el poste.

El dominio de los japoneses en los primeros minutos fue total, hasta que el conjunto blanco comenzó a espabilar. El primer disparo a puerta llegó en el 10 pero el lanzamiento de Benzema desde la frontal lo detuvo en dos tiempos Sun-Tae.

Y poco a poco los blancos consiguieron frenar el avance del Kashima, entre otras cosas porque Modric y Kroos empezaron a tener el dominio del balón en mediocampo. Sin embargo las ocasiones claras no llegaban, entre otras cosas por la falta de precisión de Benzema y Bale en los metros finales.

El campeón asiático, mientras, volvió a acercarse a la meta de Courtois con un córner y un lanzamiento de Abe que recogió un balón muerto en la frontal, pero el marcador seguía 0-0 a la media hora de partido.

El Madrid, por su parte, seguía sin desbordar y, pese a su mayor posesión de balón, sus intentos se limitaban a lanzamientos lejanos, como dos remates de cabeza casi seguidos de Ramos, primero, y Benzema, después.

Y cuando todo hacía indicar que se llegaría al descanso con tablas, llegó el gol de Bale. Corría el minuto 44 cuando el galés tiró una pared con Marcelo y sacó un disparo cruzado que terminó entrando a la red tras tocar en el poste.

Un gol que permitía al Madrid marcharse con una sonrisa al vestuario.

Esa sonrisa se amplió al poco de la reanudación. Y es que en el primer minuto del segundo tiempo Benzema pudo ampliar el resultado. El francés recogió un balón suelto y remató al palo largo pero Yamamoto sacó el balón bajo palos cuando el portero estaba ya vencido.

Sin embargo, el 0-2 no se hizo esperar y a los cinco minutos Bale anotó el segundo tras un doble fallo defensivo del Kashima. Yamamoto retrasó el balón pero el meta no despejó y Seung-Hyun lo dejó muerto en el área para que el galés llegara a la carrera y, a puerta vacía, anotara a placer en el 52.

Solo dos minutos después, Bale sentenció el choque con su ‘hat-trick’. Marcelo, en la frontal, vio la llegada del de Cardiff por la izquierda y le puso un buen balón para que el “11” blanco lo enchufara por la escuadra con un disparo potente.

Bale se convertía así en el tercer futbolista en lograr un triplete en la historia del Mundialito tras Cristiano (2016) y Luis Suárez (2015) y en el segundo goleador histórico de la competición, con seis tantos, solo uno por detrás de CR7.

Pero el galés no pudo ampliar su cuenta ya que Solari decidió reservarlo y sacar en su lugar a Asensio.

El Kashima estaba tocado y aunque el Madrid dominaba el juego y las ocasiones, los japoneses no dejaban de intentarlo desde lejos. Como hizo Doi, con un potente disparo desde fuera del área que Courtois despejó de puños.

Y tras solo 13 minutos en el campo se tuvo que retirar Asensio. El jugador blanco pidió el cambio tras notar un pinchazo en su pierna izquierda.
Tras la entrada de Casemiro para cubrir la baja de Asensio, llegó el primer gol de los japoneses. Un tanto de Doi, que fue revisado por el VAR antes de concederse, en el que batió a Courtois con un lanzamiento cruzado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here