Inicio General Las incógnitas del caso Marta del Castillo

Las incógnitas del caso Marta del Castillo

El caso de Marta del Castillo sigue, trece años después del asesinato de la joven sevillana, envuelto de opacidad, contradicciones y mentiras por las declaraciones de los investigados. Francisco Javier García, el Cuco, y su madre, Rosalía García, han reconocido que mintieron en el juicio celebrado en 2011, en el que el asesino confeso de la joven, Miguel Carcaño, fue condenado a 21 años y 13 meses de prisión.

@@NOTICIA[606903,IMAGEN]

El Cuco, que entonces era el único menor implicado, ha admitido que no estaba en su casa cuando se produjeron los hechos, a la una de la madrugada del 25 de enero de 2009, y que pudo estar en el piso donde se produjo el crimen, en el juicio contra él y su madre por falso testimonio. Trece años después de los hechos, todavía son muchas las incógnitas que quedan por resolver en el caso:

Los cambios de versión de Carcaño

Uno de los mayores obstáculos en la investigación del caso de Marta del Castillo, que entonces tenía 17 años, han sido los constantes cambios de versión del asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, sobre cómo murió la joven y el lugar donde están sus restos.

Carcaño había dado, solo hasta 2013, hasta siete versiones diferentes sobre el paradero del cuerpo de la joven y pese a haber sido excarcelado varias veces, ha sido incapaz de señalar el punto donde enterraron a Marta porque, según ha asegurado, iba pendiente de seguir con su ciclomotor el coche de su hermano.

@@NOTICIA[606903,IMAGEN]

De hecho, debido a estos constantes cambios en la versión de Carcaño, el Tribunal Supremo decidió en febrero de 2013 condenarle a pagar los 616.319 euros que había costado la búsqueda del cuerpo en el río Guadalquivir, en el vertedero de Alcalá de Guadaíra y en la zanja de Camas. 

En la misma sentencia, el Supremo determinó además elevar de 20 a 21 años y tres meses de cárcel su condena por un delito contra la integridad moral a cuenta del sufrimiento provocado a los padres de la víctima, con sus constantes cambios de versión sobre el paradero del cuerpo de la joven, por el que el Juzgado de Instrucción número 4 mantiene abierta una pieza separada.

@@NOTICIA[232209,IMAGEN]

Dónde está el cuerpo de Marta del Castillo

Una de las mayores incógnitas del caso, es el lugar donde se encuentra el cuerpo de Marta del Castillo. La Guardia Civil y la Policía Nacional han desplegado innumerables dispositivos de búsqueda de los restos de la joven desde que se produjeron los hechos. 

Solo en los nueve primeros meses, tras la desaparición de la joven, el juez de Instrucción número 4 de Sevilla, Francisco de Asís Molina, ordenó que la Policía buscara el cuerpo de la joven en el río Guadalquivir, en el vertedero de Alcalá de Guadaíra, y en una zanja cercana a la casa donde habitaba la exnovia de Miguel Carcaño, en Camas.

Una nueva versión de Carcaño llevó en abril de 2013 a buscar el cuerpo de Marta del Castillo en La Rinconada, después de que Carcaño implicara a su hermano Francisco Javier Delgado en los hechos y en octubre de ese mismo año se desplegó una nueva búsqueda en la finca Majaloba de La Rinconada, pero solo se encontró una malla naranja como la descrita por Carcaño.

En enero de 2015, la Policía Nacional reanudó, sin éxito, las labores de búsqueda del cadáver del cuerpo de Marta del Castillo en el entorno de la escombrera de la localidad sevillana de Camas, lugar en el que había dejado de buscarse dos meses antes.

Otros posibles implicados en el crimen

La Audiencia de Sevilla que condenó a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel por el asesinato de la joven Marta del Castillo y lo absolvió del delito de violación.

Solo dos meses después de los hechos, Carcaño que hasta entonces se había autoinculpado, cambiaba su versión inicial y atribuía el crimen al único menor implicado en el caso, identificado como El Cuco, que negaba los hechos ante el juez. Sin embargo, en septiembre de 2009, tras el anuncio de que será juzgado con jurado popular, Carcaño volvió a la primera versión: aseguraba que no había violado a Marta y que la mató golpeándola con un cenicero.

El hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado, y su novia, María García, así como el joven Samuel Benítez, que fue encarcelado como supuesto cómplice de la desaparición de Marta del Castillo, fueron absueltos de ayudarle a deshacerse del cuerpo de la víctima. 

El asesino confeso y su supuesto cómplice, Samuel Benítez, se sometieron en la cuarta jornada del juicio a un careo, que duró escasos cinco minutos, en el que Carcaño le dijo: "Lo único que te quiero decir es que digas dónde está Marta".

Los posibles móviles del crimen llevan a una nueva investigación

En la búsqueda de respuestas a las muchas incógnitas que todavía permanecen sobre este crimen, nuevas informaciones llevaron a abrir una nueva investigación en 2020, que señalaba a Francisco Javier Delgado, hermano de Carcaño, como posible autor del crimen movido para ocultar una estafa de 108.000 euros relativa a una hipoteca que los hermanos habrían obtenido mediante falsedad documental.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla decretó así la reapertura de la investigación solicitada por los padres de Marta del Castillo al considerar que había nuevas pruebas que apuntaban a Francisco Javier Delgado, hermano del único condenado por esos hechos, Miguel Carcaño, como el autor del crimen. 

El padre, Antonio del Castillo, había aportado "pruebas" relativas al móvil que pudo tener para asesinar a la joven, entre ellas nóminas falsas, contratos falsos de trabajo y falsificación de la vida laboral de los hermanos para obtener de forma fraudulenta una hipoteca de 108.000 euros. Unos documentos recabados tras una conversación en la cárcel con el condenado.

@@NOTICIA[2001482,IMAGEN]

No obstante, en mayo de 2014, la Audiencia Provincial de Sevilla confirmó el archivo de la causa abierta contra el hermano de Miguel Carcaño después de que este diera una nueva versión de los hechos y asegurara que fue Francisco Javier Delgado quien mató a Marta del Castillo tras golpearla con la culata de una pistola y que, posteriormente, la enterraron en una finca de La Rinconada. El hermano decidido además denunciar a Carcaño por un delito contra la integridad moral.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here